sábado

El hombre pijo en la playa


La costa de Cádiz tiene unas playas maravillosas. Me gusta disfrutar de todas ellas. Hay algunas preferidas por mí. Lo malo es que también son las preferidas por los "pijos". (Que nadie se moleste. Tengo algunos amigos pijos. Son maravillosos, sólo que me choca su estilo. Al igual que les chocará el mío...)
Son fáciles de distinguir, es más, son difíciles de borrar de la retina.Hoy toca hablar de los hombres...(El tema de los pijos da para mucho)
Los hombres pijos son todos un calco de sus padres cuando los primeros tienen treinta y los segundos sesenta, es decir, que ya te imaginas la cara y el porte de tu marido pijo de aquí a 30 años.Vamos, queridas pijas, que vuestros maridos no os van a sorprender mucho.Quizás con una barriga más prominente y un bañador menos llamativo.Porque suelen llevar los bañadores de flores más estrambóticos del mundo (luego se meten con los pantalones del Marichalar)
Tampoco llevan camisetas.Llevan "polos".Preferiblemente blancos y con el borde de las mangas y del cuello con la bandera de España.Que para eso somos españolitos.
No usan chanclas playeras. No. En su defecto usan náuticos o alpargatas. Eso sí, si las últimas pueden llevar la bandera de España...mejor.
Todos son iguales. Parece que no hay nadie con personalidad propia. Si te tomas más de una cerveza en el chiringuito de al lado puedes llegar a confundir al marido de Piti con el de su amiga Cuca. Lo malo es que Piti también se parece a Cuca.
De las pijas...hablaremos en breve...

3 comentarios:

Chasky dijo...

A mi lo que me matan son las alpargatas esas que parecen de pordiosero, sin embargo a ellos les molan una barbaridad. Eso sí, la mierda de calzado les vale una pasta como toda la ropa que se ponen.

Agata dijo...

Esas son las que yo veo, Chasky.Esas...

Auxi González dijo...

Nena, no se dice "polos" se dice "politos" ;)